6 Beneficios de reír y todo lo que puede curar la risa

Uncategorized 207 Visitas

Las experiencias positivas o placentereas desencadenan en nuestro cerebro reacciones químicas. Las principales responsables de ese proceso son las llamadas hormonas de la felicidad. Ellas crean las emociones y sensaciones que te hacen sentir bien. A partir de nuestras experiencias, estos neuroquímicos se activan haciendo que nuestras neuronas realizan nuevas conexiones cerebrales. Al principio de nuestra vida, estas conexiones se realizan de manera fácil pero, con el paso de tiempo, se van ralentizando. De ahí la importancia de nuestro estilo de vida. Construir nuevos circuitos requiere mucha repetición. Por eso, cuando incorporas hábitos felices a tu día a día, es cuestión de tiempo que el sentimiento de felicidad se instale en ti.

CUÁLES SON LAS 4 HORMONAS DE LA FELICIDAD
Nuestro cuerpo acoge muchos tipo de hormonas pero las llamadas hormonas de la felicidad son cuatro:

Las endorfinas, que te ayudan mantener a raya el estrés y el dolor.
La serotonina, responsable de estabilizar nuestro estado de ánimo. Un nivel bajo de serotonina hace que aumenten nuestras preocupaciones y se ralentice nuestra capacidad de aprendizaje y memoria.
La dopamina, activadora del placer y del sistema de recompensa del cerebro. Un nivel bajo de dopamina se asocia a falta de energía, desmotivación y falta de concentración.
La oxitocina, responsable de los sentimientos de amor y confianza. Se la llama «la hormona del amor» y es responsable de nuestros niveles de satisfacción vital.


15 HÁBITOS DIARIOS QUE AUMENTAN TUS HORMONAS DE LA FELICIDAD

1.- Incluye en tu menú diario algo que te encante. Cuando te tomas tu tiempo para alimentarte de manera rica y sana, tu cerebro lo nota. Con nuestro estilo de vida y de manera natural, podemos ayudar a nuestro cerebro a producir las hormonas de la felicidad. Algo tan sencillo como practicar hábitos sanos y placenteros puede tener un impacto sobre nuestro nivel de bienestar y felicidad. Te proponemos algunos de ellos que, integrados en tu día a día, te ayudarán a sentirte mejor.

2.- Escucha tu canción favorita. Escuchar la música que nos gusta y nos inspira y favorece la producción de dopamina.

3.- Date un automasaje facial antes de dormir o acude a un centro de belleza para recibirlo de manera periódica.

4.- No prescindas de tu rato de deporte diario. El ejercicio físico moderado es un gran activador de la dopamina.

5.- Practica tu hobby favorito cada día. Ya sea coser, leer, pintar, hacer punto… Realizar pequeños trabajos con éxito porque se nos dan bien nos genera bienestar.

6.- Toma el sol 10 minutos al día. La luz solar es un activador natural de nuestro estado de ánimo. Si además lo tomas caminando, mejor.

7.- Duerme las horas que necesitas. No sacrifiques tu descanso nocturno porque es un pilar de tu bienestar.

8.- Da un paseo por un parque, un jardín o un bosque. El contacto con la naturaleza es imprescindible para sentirnos bien.

9.- Incluye en tu dieta diaria alimentos ricos en triptófano como pollo, huevos, queso, pescado, cacahuetes, calabaza, semillas de sésamo, leche y pavo. Son activadores de la serotonina.

10.- Aprende algo nuevo cada día. Plantearte nuevas metas y alcanzarlas nos hace sentir muy bien.

11.- Practica un acto de gentileza al día. Ayudar a otra persona a través del voluntariado o de manera autónoma es una manera muy eficaz de aumentar nuestra felicidad.

12.- Escucha tus emociones cuando se presenten y deja que fluyan. Cuidar de ti, respetarte y no exigerte de más es un ejercicio muy sanador.

13.- Ríe. Rodéate de personas que te hagan reir y tendrás asegurados tus minutos de risa diaria.

14.- Cuando saludes a un amigo o familiar, hazlo con un abrazo. El contacto físico activa nuestra serotonina.

15.- Dedica unos minutos al día a agradecer lo bueno de tu jornada. Centrarte en lo postivo activa tus hormonas de la felicidad.

Compartir

Comentarios