Las propiedades de este ANTIBIÓTICO NATURAL tienen a todos ASOMBRADOS

Uncategorized 7140 Visitas

Este poderoso remedio tiene un gran poder desintoxicante y anti-viral. Es ideal para combatir los resfriados, gripe, bronquitis, asma, tos, sinusitis y todos los síntomas de la congestión nasal. Esta poderosa infusión tiene un gran poder desintoxicante y anti-viral. Es ideal para combatir los resfriados, gripe, bronquitis, asma, tos, sinusitis y todos los síntomas de la congestión nasal.

El árbol en cuestión es el llamado Algarrobo (Ceratonia siliqua) es muy apreciado por su fruto (con fines gastronómicos) y su madera dura. Es nativo de la cuenca del mediterráneo, aunque se cultiva en muchas regiones cálidas y templadas. Es un árbol rustico, soporta la sequía, tiene un crecimiento muy lento y en ocasiones llega a medir hasta 15 metros. Tiene follaje perenne, hojas compuestas, pinnadas de color verde y flores pequeñas sin pétalos.

El fruto, que aparece a los 7 años de la planta, alcanza su producción máxima a los 15 años, y se llama algarroba. Éste consiste en una vaina de color marrón oscuro, que según la región miden entre 15 y 40 centímetros. Las semillas están protegidas en dicha vaina y recubiertas por una sustancia gomosa, dulce y comestible, por la cual es apreciado el fruto.

Algarrobo: conoce sus propiedades y beneficios para la salud
Es un árbol apreciado por su fruto (con fines gastronómicos) y su madera dura.


También las semillas duras, hechas polvo o cocidas, son apreciadas en nutrición. El jarabe de algarrobo hecho con las vainas se utiliza como edulcorante, en refrescos mezclados con otras bebidas (en Chipre y Malta), y en la medicina natural.

Las semillas son particularmente uniformes y en la antigüedad fueron utilizadas por los griegos como unidad de peso en joyería. La actual medida de peso «quilate» proviene del nombre de la planta en griego «keration». No debe confundirse con su homónimo, algarrobo africano o Parkia biglobosa.

Otros nombres:
En español: algarroba, algarrobal, algarroberaal, garroberal, garofas, garrobo, garrofera, garrovera, pan de San Juan o quilate, entre otras.
En Portugal: alfarrobeira.
En inglés: algarroba bean, carob, carob tree, locust-bean, locust tree, St. John’s bread.
En árabe: kharnub, kharroub, kharrouba.
En China: chang jiao dou.
En India: kharnub.
En italiano: carruba, carrubo.

Para qué se usa
En medicina tradicional se ha usado la vaina y la cáscara de la semilla como antidiarreico en gastroenteritis, colitis, y diarrea infantil. Este uso es particularmente delicado porque dichos síntomas pueden ocultar enfermedades peligrosas y se debe consumir con conocimiento del personal medico.

La pulpa de la vaina se ha utilizado tradicionalmente en tratamientos contra la hiperlipidemia (colesterol alto). Las semillas procesadas son apreciadas actualmente por su parecido al cacao con el que se puede producir un chocolate de menor contenido calórico, ideal para las dietas.

Las hojas contienen catecoles, mientras que las vainas poseen taninos (entre 0.88% y 4.09%), azúcares (entre 30% y 70%), grasas, proteínas, almidón, aminoácidos, ácido gálico, leucodelfinidina y fenólicos relacionados.

¿Qué enfermedades cura el algarrobo?

El pericarpio del fruto contiene resina con propiedades purgantes. El cocimiento de la corteza se usa para controlar parásitos intestinales, indigestión y curar infecciones urinarias. Un linimento hecho con la corteza y resina en polvo se usa para tratar úlceras o salpullido.

Preocupación sobre su uso
Natural Standard detalla que el algarrobo parece ser seguro para la mayoría de las personas, sin presentar efectos secundarios no deseados. Sin embargo, hasta que no se tenga más información se aconseja que las mujeres embarazadas o en período de lactancia eviten su consumo.

No se sabe si puede interactuar con algún fármaco, por eso, si estas tomando medicamentos, consulta con tu proveedor de salud antes de empezar a consumirlo. La dosis depende de muchos factores, como la edad o el estado de salud. Hasta la fecha no hay suficiente información científica para determinar un rango apropiado.

La algarroba es el fruto del algarrobo, una especie de arbusto, tiene forma de vaina y en su interior posee unas 8 a 12 semillas, es de color castaño oscuro y tiene un sabor dulzón.

Este fruto es rico en antioxidantes, principalmente polifenoles, y puede utilizarse como una alternativa al cacao en polvo o al chocolate, debido a que tiene un sabor semejante. Además de esto, la algarroba aporta pocas calorías, es una buena fuente de fibras y vitaminas del complejo B, calcio y magnesio. 

Es posible encontrar la algarroba en polvo, goma o en crema para untar en los supermercados, tiendas naturales o en tiendas online, pudiendo ser mezclada en la leche o añadirlo a recetas que se realizan tradicionalmente con chocolate. Además de esto, también pueden encontrarse productos industrializados de algarroba, como barritas de cereales o tortitas de arroz inflado, por ejemplo. 

Para qué sirve

Además de ser utilizada como sustituto del chocolate y el cacao en polvo, la algarroba también proporciona los siguientes beneficios para el organismo:

1. Cuidar la salud gastrointestinal 

Debido a que contiene fibras (pectinas) y taninos que ayudan a disminuir las diarreas, mejorar la digestión, evitar la acidez, disminuir los vómitos y mantener la flora intestinal saludable.

Asimismo, tiene acción antirreflujo, lo que la hace un buen ingrediente para ser usado en fórmulas infantiles;

2. Favorecer la disminución del colesterol y los triglicéridos 

La algarroba es rica en antioxidantes, lo que contribuye a la disminución de los niveles de colesterol «malo», o LDL, y de triglicéridos, de esta forma, promueve la prevención de enfermedades cardíacas como la aterosclerosis, por ejemplo, pues los antioxidantes previenen el depósito de grasa en las arterias y la disminución de la absorción de grasas por parte del organismo. 

3. Ayudar en el control de la diabetes

Por ser rica en fibras como la pectina, es posible evitar picos glucémicos e reducir la cantidad de azúcar circulante en el organismo. Asimismo, cuando los alimentos están enriquecidos con algarroba, es posible que haya una disminución de su índice glucémico, lo que también ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. 

4. Promover la salud de los huesos

La algarroba es rica en calcio y en magnesio, los cuales ayudan a mejorar la densidad ósea y, por ende, a fortalecer los huesos y dientes, por ejemplo, previniendo fracturas y osteoporosis. 

5. Favorecer la pérdida de peso

La algarroba posee pocas calorías, es rica en fibras y posee bajo contenido de grasa, por lo que, cuando forma parte de una alimentación saludable y equilibrada, puede favorecer el aumento de la sensación de saciedad, contribuyendo a la pérdida de peso. 

6. No interferir en la calidad del sueño

Por no contener cafeína y tener sabor dulce, la algarroba puede emplearse como sustituto del chocolate y del cacao, pudiendo ser consumida en la noche sin que interfiera en la calidad del sueño, en el caso de personas sensibles a la cafeína. 

7. Podría tener propiedades anticancerígenas

Por ser rica en antioxidantes, la algarroba podría proteger a las células de los daños causados por los radicales libres, además de ejercer acción antiinflamatoria, lo que podría ayudar a prevenir el cáncer. No obstante, son necesarios más estudios para que este efecto de la algarroba pueda ser confirmado. 

Te de ALGARROBO

Uso Interno para tratar diarreas, úlceras, infecciones intestinales y dolores estomacales: coger la algarroba entera, trocearla y cocerla en decocción: 30gr para 1 litro de agua y hervir a fuego lento durante 30 minutos, colar y endulzar al gusto, tomar de 2 a 3 tazas diarias.

Compartir

Comentarios