Que pasa sino te duchas despu3s de ten3r intimid4d

Uncategorized 12842 Visitas

Tener una vida sexual satisfactoria, activa y saludable va más allá de experimentar la idea de placer inmediato al que está ligado. Cuidar de nuestra higiene y nuestra salud íntima es imprescindible para evitar infecciones y disfrutar de la plenitud de los encuentros sexuales. Las infecciones u otros problemas derivados de la practica sexual son más frecuentes en mujeres, aunque también pueden desencadenarse en los hombres. El problema es que, muchas veces, existe mucho desconocimiento en torno a este tema y todo lo referente a la educación y la salud sexual. Para aportar un grano de arena, a continuación, damos algunas pautas respaldadas por expertos que debes considerar inmediatamente después de cada momento de placer con tu pareja. 1.Ir al baño

Durante el acto, pueden entrar bacterias e instalarse en el tracto urinario de la mujer provocando problemas como la cistitis. Orinar ayudar disipar cualquier bacteria o toxina ya que expulsas al exterior los gérmenes que están dentro. 

En el caso de los hombres, orinar puede contribuir a la prevención de la  uretritis de transmisión sexual, producidas por el mismo contacto.

2.Lavarse con jabones y geles íntimos

No ocurre nada si después del sexo no tomamos baño, sin embargo sobre todo en el caso de las mujeres y hombres con piel muy sensible o las chicas propensas a infecciones íntimas, lo mejor es tomar un baño y lavar bien los genitales. Lavar siempre con un jabón especial para el área íntima con PH neutro. 

Evitar los lavados excesivos con productos que pueden ser nocivos para la zona íntima, como los geles corporales que no son específicos para el área genital. Estos alteran el pH de la zona  vaginal y pueden ocasionar sequedad y otras lesiones.

Asimismo, evita lavarte internamente de manera muy frecuente, puedes producirte más infecciones ya que eliminas la flora vaginal normal. En el caso de los hombres, lavar el pene con agua tibia todos los días al ducharse o bañarse, además de tras el acto sexual, prestando especial atención a la zona bajo el prepucio para evitar que se acumule esmegma, un agente antibacteriano que actúa también como lubricante.

3. Lava tus manos

Lavate las manos con jabón es la mejor manera de eliminar bacterias que puedas adquirir durante el sexo, tocando los genitales de tu compañero/a, con ello evitaras que se e xtiendan las infecciones.

4.Usa ropa interior transpirable

Utilizar ropa íntima con telas de algodón, y evitar aquellas que son sintéticas o muy ajustadas, puesto que producen mayor sudoración, y esto altera la  microbiota vaginal.

5.Hidratarse 

Es bueno tener un vaso con agua en el dormitorio para tomar un poco después de tener relaciones sexuales. Beber por lo menos un vaso con agua después del sexo puede ayudarte a hidratarte y mantener tus niveles de energía altos, ya que la estimulación sexual puedes agotar la fuerza. También puede ayudarte a eliminar las bacterias de las vías urinarias.

Compartir

Comentarios