Movimientos que vuelv3n l0cos a los hombre 3n la c4ma

Uncategorized 4825 Visitas

¿Estás pensando en darle un giro a tus relaciones sexuales? Si estás buscando cómo enloquecer a tu hombre en la cama y llevar vuestro sexo al siguiente nivel de placer, hay infinitas formas de hacerlo. Puedes probar a tomar tú la iniciativa en todo momento o puedes apostar por juegos y posturas nuevas, entre muchas más posibilidades, pero lo realmente importante es ser creativa y conocer los gustos de tu pareja.
Todo es cuestión de gustos, pero si quieres saber algunas ideas y detalles que den más pasión a vuestra relación, que tengan como resultado una noche inolvidable para ambos y que, probablemente, sorprenderán a tu pareja.


Toma la iniciativa
La mayoría de las veces son ellos los que provocan la situación a la hora del sexo, quizás cambiar un poco este hábito no te iría mal. Sorpréndelo siendo tú quién tome la iniciativa desde el primer minuto, atrévete a ponerte la lencería más sexy que tengas o la que ya sabes que tanto le gusta, píllalo por sorpresa abrazándolo por detrás, apretando tu cadera contra la suya y déjale bien claro lo que estás buscando en ese momento, incluso puedes decirle algunas palabras subidas de tono.
Ve un poco más allá y proponle algún juego nuevo, postura que todavía no hayáis probado y busca experiencias diferentes. Seguro que tu chico está muy animado y no podrá resistirse. Si sigues estos consejos, estaréis empezando una noche que no olvidaréis en mucho tiempo.


M4stúrbale y m4stúrbate
Uno de los movimientos que más suelen gustar a los hombres es que su pareja los masturbe, conoce bien cómo hacer sexo oral a un hombre y verás cómo le encanta y te lo de devuelve. Algo que quizás le sorprenda más, pero que seguro le va a encantar, es que tú te masturbes mientras él te observa. Te recomendamos que leas este artículo para conocer algunas técnicas de masturbación para mujeres para que disfrutes al máximo con ellas, si tú gozas tu pareja también lo hará.


Es importante que utilicéis la masturbación como un juego preliminar para calentar el ambiente, pero intentad no terminar y veréis que el placer prolongado es mucho más satisfactorio.

Posturas en las que tú dominas
Algo que los hombres disfrutan enormemente es que seas tú la que se ponga encima y domines la situación. Siéntate encima suyo mientras mueves las caderas, en este punto el roce lo es todo, y cuando sientas que es el mejor momento, toma la iniciativa de coger su pene erecto e introducirlo suavemente en tu vagina sin dejar de marcar el ritmo y la intensidad de los movimientos. Esto puedes hacerlo en muchas posturas distintas, como por ejemplo:

-La doma: el hombre se sienta en el extremo de la cama o en una silla y la mujer se sienta encima mirándose mutuamente, o bien de espaldas. La mujer tiene el control en esta posición, puede marcar el ritmo y la intensidad perfectamente.

-El sometido: el hombre estará tumbado completamente y la mujer se pondrá encima suyo pero de espaldas.

-La hamaca: el hombre deberá estar sentado con las piernas un poco flexionadas, la mujer se sentará encima mirando de frente a su pareja. Ella puede marcar el ritmo flexionando las rodillas para darse impulso.

Posturas que más le gustarán
Aparte de las anteriores, hay muchas más posturas de las que los hombres disfrutan y en las que ellos tienen el control. A lo largo de la relación, te agradecerá que alternéis las posturas comentadas anteriormente con alguna de las que te proponemos a continuación:

La profunda: tú estirada y el sobre ti, sube las piernas y colócalas sobre sus hombros, comprobarás que esta postura sexual permite una penetración profunda y un placer único para ambos.

Furor salvaje: también conocida como «el perrito», es una de las posturas que más opciones ofrece, permite tanto el sexo vaginal como el anal y produce un enorme placer para ambos, por eso es una de las preferidas para ellos.

La sorpresa: la mujer da la espalda al hombre y deja caer su cuerpo hacia adelante, relajada, esto le permite a él tener el total control de la penetración. Es una de las que más les estimulan debido a la libertad de movimientos que les permite.

Compartir

Comentarios