Ten cuidado con esta pastilla si tienes más de 35 años puede causarte graves daños

Uncategorized 552 Visitas

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más utilizados a nivel mundial gracias a su poder para aliviar los dolores del cuerpo, especialmente se utiliza para tratar dolores de cabeza, espalda y muelas.

Sin embargo, no los elimina definitivamente solo los calma por unas horas.

Una vez que se ingiere la pastilla el dolor se calma pero reaparece al día siguiente, razón por la cual debe tomarse otra pastilla.

Usado con mucha frecuencia puede generar enfermedades a largo que pueden ser mortales.

Si se tiene más de 40 años los doctores recomiendan que no se consuma en grandes cantidades y aseguran que si es posible debe eliminarse por completo su consumo. Puede generar enfermedades del corazón, de las arterias y cardiovasculares.

Sustituto natural para el ibuprofeno

cúrcuma

Afortunadamente existe una opción natural que tiene los mismos efectos que una pastilla de ibuprofeno pero sin ningún efecto secundario.

La solución natural es la cúrcuma. Esta planta proviene de la cultura asiática y ha sido utilizada desde la antigüedad por sus propiedades curativas.

La cúrcuma en polvo es rica en polifenoles potentes que ayudan a aliviar los dolores más intensos del cuerpo en poco tiempo. Además se conocen cerca de 600 beneficios que aporta al organismo.

Hoy te presentamos una manera sencilla de utilizar la cúrcuma para mejorar y eliminar todas las molestias del cuerpo. Solo necesitarás lo siguiente:

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 1 taza de miel
  • jugo de 1 limón

Preparación:

Mezclar con una paleta de madera los tres ingredientes hasta que se integren completamente.

Modo de uso:

Agregar una cucharadita de esta mezcla a una taza de té caliente. Beber esto tres veces al día y así se aliviará completamente el dolor.

Se realizó una investigación para demostrar los efectos de la cúrcuma en pacientes con dolores frecuentes y durante este estudio algunos pacientes recibieron 800 mg de ibuprofeno, mientras que el resto recibió 2.000 mg de cúrcuma.

Se tomaron medidas diarias para definir los niveles de dolor de los pacientes.

Y se demostró que los que consumieron la cúrcuma sintieron menos dolor que los que consumieron ibuprofeno.

Compartir

Comentarios