¿El tamaño si importa? Las verdaderas razones

Uncategorized 759 Visitas

Cuando se habla de sexualidad siempre surge la misma cuestión repetitiva – y agotadora- que tiene masacrado y bajo el punto de mira al género masculino: el tamaño del miembro viril.

A pesar de ser un debate ‘más viejo que el fuego’ –que no tiene pinta de que vaya a extinguirse nunca–, los expertos sexólogos de la marca sueca de juguetes eróticos de lujo han querido desmitificar falacias en torno a este mito que genera opiniones tan opuestas.

Los expertos quieren que sepas a través de estas tres razones que la respuesta a la dichosa preguntita es que el tamaño sí importa, pero no en el sentido que imaginabas:

1. El tamaño de la vagina

Todo el mundo cree que un pene más largo ofrece mayor placer y excitación sexual, puesto que puede estimular toda la longitud de la vagina, así como el cuello uterino. Error: una vagina mide alrededor de 14 cm, por lo que aquellos penes que superen estas medidas pueden generar dolor y molestias que impidan a la mujer sentir placer.

Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, la importancia del tamaño del pene para la obtención de placer es una cuestión más psicológica que física

Los expertos recalcan que el clítoris es el único órgano cuya función es otorgar placer, por lo que sólo existen los orgasmos clitorianos.

2. Factor psicológico

Uno de los principales motivos por los que los especialistas de la marca consideran que el tamaño sí importa es por tu ‘bocho’, es decir, porque este dichoso tema afecta a muchos hombres a nivel psicológico y emocional, así como puede llegar a minar su autoestima si no cumplen con el canon y afectar a su vida s3xual o incluso llegar a convertirse en un impedimento.

“Aquellos hombres cuyo miembro esté por debajo de lo estándar o incluso puedan llegar a tener lo que se conoce como un micropene (por debajo de los 6 cm en erección) pueden vivir experiencias traumáticas que les impidan mantener relaciones sexuales con otras parejas.

3. Fertilidad

A pesar de que es indudable que el método óptimo para medir la fertilidad de un hombre reside en analizar la calidad de su esperma, algunos estudios empiezan a establecer relaciones entre la fertilidad y el tamaño del pene.

Lo que sí queda claro es que el placer no depende del tamaño, puesto que el órgano sexual más poderoso de la anatomía humana es el cerebro.

“Y cada vez que al sexo le estamos dando una medida, creamos ‘disminuidos’.

Lo mejor que puedes hacer es no obsesionarte, puesto que ya sabes lo que dicen –sea otra falacia o no–: “a veces es más una cuestión de saber cómo usarlo que su tamaño.

Compartir

Comentarios