10 alimentos que pueden afectar tu rendimiento y deseo s3xual

Uncategorized 440 Visitas

Algunos de los alimentos que consumimos habitualmente pueden ser perjudiciales para la libido.

Tener una vida intima satisfactoria depende de varios factores, el estrés y las emociones juegan un papel fundamental, pero hay uno que no se tiene tan en cuenta y que también puede convertirse en un enemigo: la alimentación.

La libido no siempre está en su mejor momento y, si se quiere tener una vida intima placentera, es importante seguir una dieta equilibrada, un estilo de vida saludable y evitar una serie de ingredientes.

1. Café

Aunque mejora las erecciones, el café reduce la producción de cortisol, la hormona que se libera como respuesta al estrés y encargada de activar el deseo.

Horizontal
El café produce la producción de cortisol. (Freepik)

2. Alcohol

Uno de los principales efectos del alcohol es el hecho que desinhibe y, por ende, puede parecer que despierta el apetito intimo. Sin embargo, tomarlo en exceso produce una ralentización del sistema nervioso central y puede provocar disfunción eréctil, dificultades para alcanzar el orgasmo o eyaculación precoz. Además, esta substancia puede provocar dolores estomacales, sueño y malestar general.

Aunque tomar alcohol de forma esporádica no tiene efectos dañinos en la vida sexual, el consumo excesivo y continuado disminuye los niveles de vitamina A, que es la que produce esterilidad.

3.Azúcar refinado

El consumo de azúcar refinado conlleva una serie de efectos perjudiciales para la salud y especialmente para la vida intima. Unos niveles de glucosa muy elevados provocan daños en los nervios, el tejido eréctil y los vasos sanguíneos del pene y, por lo tanto, una disminución del deseo sexual.

4. Edulcorantes artificiales

Este tipo de edulcorantes, sobre todo aquellos que contienen aspartamo, inhiben la formación de serotonina, lo que provoca la aparición de dolor de cabeza, depresión, irritabilidad, ansiedad, insomnio… En resumen, disminuyen la sensación de bienestar y, con ello, la libido. Además, también impiden la producción de dopamina, neurotransmisor necesario para una conducta intima normal. Así pues, son recomendables los edulcorantes naturales como la miel, la estevia o el agave.

Horizontal
Estos edulcorantes inhiben la formación de serotonina. (Unsplash)

5. Patatas

Un consumo excesivo de este tubérculo, tanto hervidas como fritas o asadas, puede causar impotencia, ya que produce problemas circulatorios. Su presencia es necesaria en la dieta, pero siempre en dosis adecuadas y evitando siempre las patatas fritas.

6. Soja

Aunque la soja contiene un elevado valor nutritivo, su alto contenido en isoflavonas hace que suban los niveles de estrógenos y bajen los de testosterona, lo que conlleva a que disminuya la libido.

7. Alimentos con alto contenido en grasa

Las grasas, el exceso de calorías, sales, sodio, colesterol… que contienen las comidas procesadas, fritos o los productos envasados industriales crean desequilibrios hormonales que pueden alterar los niveles de azúcar en la sangre, provocando sensación de pesadez y somnolencia, lo cual interfiere con el deseo.

Además, los altos niveles de sodio suben la presión arterial, lo que impide que los genitales reciban el flujo sanguíneo necesario para su funcionamiento óptimo.

Horizontal
La composición de estos alimentos con alto contenido en grasa crean desequilibrios hormonales. (Pixabay)

8. Ajo y cebolla

En este caso, sólo se trata de una cuestión de olor. Comer ajo y cebolla deja un sabor en la boca difícil de disimular y de eliminar, lo que puede alejar a la pareja y probablemente elimine cualquier posibilidad de encuentro intimo.

9.Carne roja

Si se consume en grandes cantidades, la carne roja puede producir desequilibrios hormonales que desemboquen en una falta de deseo sexual, eyaculación precoz y otros problemas en la vida intima.

10. Bebidas con gas

Una excesiva presencia de refrescos azucarados en la dieta aumenta el riesgo de padecer obesidad, deshidratación, pérdida ósea y diabetes, pero también, según un estudio del Instituto Nacional de la Salud, los refrescos azucarados pueden predisponer hacia la depresión y afectar al deseo.

Horizontal
Una excesiva presencia de refrescos azucarados en la dieta puede predisponer hacia la depresión y afectar el deseo. (Unsplash)
Compartir

Comentarios