Leche de ajo: cómo prepararla y cuáles son sus propiedades curativas

Uncategorized 8054 Visitas

Uno de los mejores aliados para mantener un buen estado de salud es la alimentación, sobre todo a través de ciertos alimentos que contribuyen, por ejemplo, a regular los niveles de azúcar en el cuerpo, brindar nutrientes y a mejorar una de las funciones cerebrales más importantes como lo es la memoria.

Uno de los productos que cumplen las anteriores funciones es el ajo, un ingrediente de sabor potente que es usado por millones de personas en la cocina y que está lleno de nutrientes favorables para la salud.

Así mismo, es posible preparar leche de ajo, la cual, además de ser un remedio casero, según el medio especializado Salud180es una excelente alternativa para eliminar la tos por sus altos contenidos en magnesio, vitamina B6, vitamina C y selenio.

Además, la leche de ajo tiene polifenoles, un nutriente con altos niveles de antioxidantes, propiedades antimicrobianas, expectorantes y antiespasmódicas.

Se recomienda tomar la leche de ajo antes de irse a dormir, de este modo se activarán los siguientes beneficios:

  • Fortalece del sistema inmune: previene el contraer infecciones causadas por bacterias, virus y hongos.
  • Alivia los síntomas de la gripe: como se mencionó anteriormente, la leche de ajo fortalece las defensas del organismo y, además de calmar la tos,alivia el dolor e inflación en la garganta.
  • Mejora el proceso de digestión: si se ha consumido en la noche algún alimento que cause pesadez, tomar leche de ajo puede alivianar la indigestión pues ayuda a procesar mejor los alimentos ingeridos.
  • Alivia el dolor muscular: gracias a las propiedades antiinflamatorias del ajo, tomar un baso de esta bebida antes de dormir ayudará a mejorar la hinchazón de las contracturas musculares y se podrá tener un sueño relajante.
  • Reduce los triglicéridos: según el portal experto en salud Mejor con Saludel ajo puede ayudar a depurar mejor el exceso de grasa y colesterol en el cuerpo, por lo que favorece a la función de las lipoproteínas porque es un alimento rico en antioxidantes.
  • Aporta antioxidantes: The Internet Journal of Nutrition and Wellness, indicó que el ajo y sus derivados ayudan a revertir el estrés oxidativo que causa la toxicidad hepática, por lo que su consumo diario aporta los antioxidantes necesarios para ayudar al hígado a prevenir dichas enfermedades.

¿Cómo preparar la leche de ajo?

Los ingredientes necesarios para hacerla son: diez dientes de ajo, un litro de leche, una cucharadita de cúrcuma en polvo.

Preparación:

  1. Poner a hervir la leche.
  2. Cuando la leche esté a punto de subir o hervir, agregar los diez dientes de ajo y la cúrcuma.
  3. Mezclar y dejar reposar a fuego bajo durante 20 minutos.
  4. Colar la bebida.
  5. Beber la leche de ajo durante 3 días por la mañana y por la noche.

Si bien el consumo de ajo no garantiza que las personas dejen de enfermarse para siempre o que su estado de salud sea el ideal de un día para otro, los expertos en nutrición sí recomiendan incluirlo en la dieta para empezar a ver cambios gradualmente, además de seguir una alimentación integral y balanceada.

No obstante, algunas personas evitan consumir ajo por su fuerte olor característico que puede permanecer en la boca por varias horas, generando una sensación de mal aliento. En esos casos, la revista especializada Journal of Food Science recomienda masticar hojas de menta.

Este artículo te puede interesar:

Compartir

Comentarios