Crónica de un destino anunciado (Video al final)

Uncategorized 5636 Visitas
Kenny Finol

Kenny Finol fue 4ses1nada el 25 de febrero de 2018. La hallaron en una calle, frente a una escuela. Presentaba g0lpes y s1gnos de tortura. Le echaron ácido a su rostro. Le cubrieron la c4bez4 con una bolsa plástica y cinta adhesiva.

Ella sabía lo que le sucedería, había recibido amenazas. Cuatro meses antes grabó videos y audios en los que reveló el nombre del culpable, y explicó los motivos. Kenny Mireya Finol Finol quería ser una modelo famosa.

Por sus ojos verdes y sus delicadas facciones, a Kenny le decían ‘La Muñequita de Vitrina’. Era rubia y soñaba ser “como Paris Hilton”, dicen sus amigas.

Sus posibilidades económicas eran limitadas; dejó sus estudios universitarios en comunicación social y la necesidad la llevó a emigrar de un barrio de Maracaibo, Venezuela, a la Ciudad de México.

Buscó una oportunidad de tener ingresos y ayudar a su familia. En 2015 llegó a México y comenzó a anunciarse en una página de damas de compañía. Se puso implantes de seno y en fotos mostraba su cuerpo.

El costo de los servicios de compañía que se anuncian en ese portal va de los 2 mil a los 5 mil pesos por hora. Con el dinero de su trabajo, Kenni pagaba sus gastos personales y salía de fiesta, pero también le mandaba dinero a su madre o regresaba unos días a Venezuela.

Kenny había crecido en un barrio marcado por la pobreza y la delincuencia. A ella le gustaban “los malandros, los raterillos”, pero los s1car10s no, esos le daban miedo, dicen sus conocidos.

“Se crió con eso y es algo que nadie le podía quitar, ni su mamá”, comentan sobre ella.

En la Ciudad de México, le gustaba caminar por Tepito. Buscaba en otro barrio, en otra ciudad y distinto país, algo que le recordara a su hogar. Desafortunadamente se encontró con la persona que al final le arrebató la vida.

Lo conoció en una fiesta y resultó ser un integrante del grupo conocido como La Unión Tepito: Brayan Mauricio González, alias El Pozole. En abril de 2017, Kenny publicó en redes sociales sobre su relación con él.

El Pozole o El Brayan es uno de los lideres del grupo criminal que lidera El Betito. La Unión Tepito es acusada de diversos delitos en el lugar. Aunque inició en el barrio bravo, en la delegación Cuauhtémoc, con el paso de los años extendió sus actividades delictivas a Benito Juárez, Venustiano Carranza, Cuajimalpa y Gustavo A. Madero.

A finales de septiembre, la relación de Kenni con El Brayan terminó.

Ella contaba que aquel hombre estaba loco. “Para hacer sólo la maldad, él m4t4 por hobby, ni porque le paguen. Viví con él y varias veces mat0 por nada en mi cara”, dijo Kenni sobre El Pozole.

Concluida la relación, el hombre siguió buscando a Kenni, le ordenó alejarse del trabajo que ella tenia. Después la amenazó si ella no se iba del país en reiteradas ocaciones.

Kenny Finol

Pero, según recuerda Kenny, ocurrió lo contrario: en octubre pasado El Pozole hizo que su nueva novia, y una de las amigas de ésta, Karen Ailen Grodzniski, vigilara los pasos de la joven venezolana. “Ellas se mantienen pendientes de si yo me publico, para decírselo al tipo, porque el tipo está saliendo con la rubia y cualquier cosa, el tipo viene y me azota”.

Karen Ailen Grodzniski

Dos meses más tarde, el 27 de diciembre de 2017, encontraron el cuerpo de Karen en el Hotel y Villas Pasadena, ubicado en Avenida Revolución.

Kenny cuenta que, en una reunión donde El Pozole se encontraba, escuchó a éste decir que planeaba extorsionar a Karen, su compañera argentina de la página ZonaDivas.

Kenny sabía quién era el asesino. Días antes ella había escuchado aquella conversación y le advirtió a Karen: “Yo le dije: mana, no te puedo hablar muy claro porque yo me meto en un lío, pero mana, no te confíes de nadie. Haceme caso”. Cuando supo que a Karen la habían matado, dijo con certeza en sus conversaciones: “No fue un cliente…”

Compartir

Comentarios