Los sueños de esta niña fueron truncados por este monstruo (Video al final)

Uncategorized 1273 Visitas

Esta es una historia que nos lleva a tomar conciencia de cuidar de nuestros hijos y JAMAS bajar la guardia ante personas del entorno muy cercano que podrían hacerles daño, ya que ahí es de donde salen principalmente las amenazas.

Un crimen que ha dejado consternado a todo un pais, sucedió en Brasil hace apenas unas semanas. El delegado de Bom Princípio, Marcos Eduardo Pepe, viajó anoche, viernes 9, a la Comisaría de Policía de Lajeado (DPPA) en Lajeado, para recibir el testimonio de Elias dos Santos Silvestre. El ex padrastro de 39 años, acusado de ultrajar y quitar la vida a la adolescente Jordana Tamires Christ Watthier, de 13 años, el domingo de Pascua en Bom Princípio, se entregó a la Brigada Militar en Teutônia, también en el Valle de Taquari, ayer por la noche, siendo entonces referido. a la DPPA. “El testimonio duró aproximadamente una hora y media. Confesó el crimen ”, dice el jefe policial, sobre el testimonio, que tuvo lugar durante la madrugada de este sábado. «Quería hablar porque pensaba que era importante esclarecer los hechos», agrega.

Como le dijo al jefe de policía, el acusado no pudo explicar el motivo de la violación y el asesinato. “Dijo que había tenido malos pensamientos desde el viernes. Que ahora se va a entregar a Jesús ”, dice Segundo declaró en el interrogatorio, el acusado dijo que la noche del sábado pasado habría salido a pasear con su hijastra. Esto alrededor de la medianoche. Y no se habrían dado cuenta de su ausencia en la casa familiar, ubicada en Allotment Gauger, en New Columbia. Tenía una relación de alrededor de un año con la madre de la niña, quien tiene dos hijos más. El suceso, según informó el acusado a la policía, habría ocurrido cuando conducía su auto por la RS 122. “Dijo que la niña trató de saltar del auto dos veces. Cuando ella tuvo éxito, él fue tras ella y se produjo el hecho”, dice sobre el destino final de la niña.

Hallada en la ribera de la RS 122, en Santa Teresinha

Luego del hecho, el imputado huyó en automóvil a Montenegro, donde abandonó su Fiat Uno cerca de la estación de autobuses, dejando la llave y su celular dentro del auto. Lo admitió antes de llamar a un miembro de la familia y decirle que había hecho «tonterías». Y también llamó al Parque Bom Princípio, indicando dónde estaba el cuerpo de la niña e inventando que estaba pescando cuando la encontró ahogada en el arroyo Forromeco. Los bomberos localizaron el cuerpo del adolescente en un barranco, cerca del arroyo, en la ribera de la RS 122, en los alrededores de Santa Teresinha, alrededor de las 15:30 horas.

Después de abandonar el automóvil, el acusado dijo que había huido al monte de Morro São João, en Montenegro. Y estuvo escondido allí durante la noche. Dijo que el lunes tomó un autobús a Venâncio Aires, donde ya vivía y tendría familiares. Y estaba escondido allí. Luego declaró que decidió ir a pie a Teutônia, donde también tienen familiares. Cuando fue visto por sus familiares, dice que lo persuadieron de que se rindiera, ya que la policía ya lo había buscado en las casas de los familiares. Dijo que nadie lo escondió y que lo hizo todo él mismo.

Según el delegado Pepe, el imputado fue imputado por homicidio calificado y violación de vulnerables, ya que la víctima era menor de 14 años. El hombre fue trasladado al sistema penitenciario. Ya estaba detenido decretado por los tribunales. También ha sido detenido anteriormente y tiene antecedentes penales por otros tres delitos similares, incluso contra dos menores, además de robo. Fue sentenciado a 12 años de prisión y estaba en libertad condicional. Según el delegado, la investigación debe completarse en diez días.

Una niña que quería ser artista

La comunidad de Loteamento Gauger, en el barrio Nova Columbia, en Bom Princípio , aún intenta superar la tragedia que marcó, esta semana, la tranquila calle de unas 40 casas, donde la mayoría de los vecinos se conocen. La muerte de Jordana Tamires Christ Watthier, de 13 años, que vivía en una de las casas de madera de la calle con su madre, su hermano mayor y su hermana menor, conmocionó a todos los vecinos. Recuerdan a la joven como una niña sonriente, que mostró una intensa aptitud para la música y que tuvo muchos sueños, todos destruidos el Domingo de Resurrección (4). El sospechoso del crimen, según la policía, es su padrastro, Elias dos Santos Silvestre, de 39 años.

Compartir

Comentarios